Ronroneo de los gatos

El ronroneo de los gatos: no siempre significa tranquilidad

Posted: 23 septiembre, 2017

Uno de los sonidos más característicos y que todos vinculamos con la tranqulidad y la felicidad es el ronroneo de los gatos. Existen múltiples estudios que garantizan que acariciar a tu gato y escucharlo ronronear puede ayudar en la reducción del estrés, la ansiedad y la depresión

El ronroneo es el primer modo de comunicación que usan los gatos. A partir del segundo día de vida, cuando todavía no pueden ver, empiezan a comunicarse de esta manera con su madre. 

Estamos muy acostumbrados a asociar el ronroneo de los gatos con su felicidad y con el hecho de mostrarnos cariño y confianza. Sin embargo, hay otro tipo de situaciones en los que los gatos ronronean.. Este conocimiento de los diferentes tipos de ronroneos pueden ayudarnos a salvar la vida de nuestro amigo felino.

Sin embargo, un gato no solo ronronea cuando está contento. También lo hacen cuando sufren dolor y se encuentran mal. Es muy importante reconocer este ronroneo ya que es un símbolo de que debemos llevarlo al veterinario.

Este verano, Frida se escapó por la noche y acabó en una terraza bastante lejos de casa. Fuimos a buscarla y estaba tan asustada que al ir por la calle y ver un autobús me araño y se escapó de mis brazos. Empezó a correr a toda velocidad. Después de un rato pudimos cogerla. Volvimos a casa, y se escondió debajo de la cama. Al rato salió, fue al baño y empezó a ronronear y al poco a dejar de respirar con regularidad. Como si le estuviera dando un ataque de ansiedad. Al oírla ronronear, en un principio nosotros pensábamos que estaba contenta de volver a estar segura en su casa. Pero no era así. Por eso es importante saber que el ronroneo de los gatos no se produce solo ante momentos de felicidad si no que es su manera de decirnos que algo no va bien.

Los gatos ronronean bajo situaciones de estrés, miedo, sufrimiento o hambrientos. Es importante conocer que tu gato puede tener algún tipo de problema. ¿Cómo averiguarlo?

  • El gato se esconde en algún sitio oscuro, donde se sienta seguro.
  • Deja de limpiarse. 
  • Empieza a ronronear y en ocasiones a temblar.

Si tienes algún tipo de duda de si tu gato puede encontrarse mal o sufrir algún tipo de problema, acude al veterinario lo más pronto posible.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *